domingo, 5 de febrero de 2012

la frontera

dibujó una línea divisoria que la separó del mundo: un fino y sencillo trazo de tiza que le manchó las manos de gris para siempre.


***