martes, 1 de febrero de 2011

Frío


desde aquel martesytrece los días transcurrieron uno detrás de otro sin pausa ni sobresaltos. Grises, como siempre.

la srta. stracciatella los permitía avanzar impasible, luchando tan sólo por vencer el frío insoportable que los llenaba...sin llegar a comprender que por más mantas que se echase encima aquel frío provenía de su interior.



***